5 claves para elegir bien una moto de segunda mano

Una moto de segunda mano puede ser una opción maravillosa si estás pensando en probar la experiencia de tener una moto, ver qué tal los tiempos a tu trabajo, posibilidades de viaje, etcétera. Igualmente, tener una moto de segunda mano es es ideal si tu presupuesto no da para más. Por ello, para sacarle el máximo beneficio a esta mercado, te compartimos algunas claves importantes para elegir bien una moto de segunda mano.

Autofesa

Motos paradas

Evita comprar motos que lleven mucho tiempo paradas puesto que es muy probable que, por el hecho de haber estado tanto tiempo inmovilizadas, ya tengan, o den en poco tiempo, fallos importantes.

Por ejemplo, si el vendedor no ha guardado de forma correcta la moto, el neumático ya va a estar deformado por el peso. Si lleva tiempo sin moverla y sin llevarla al taller para hacer un cambio de líquidos y filtros, cabe la posibilidad de que los residuos ácidos del aceite sucio hayan dañado algunos componentes mecánicos. Entre otros daños que pueden darse si no se ha mantenido de forma correcta la moto.

Otra cosa es que el vendedor salga a moverla cada semana o una cosa así pero no haga grandes recorridos con ella.

ITV en vigor

Son muchas las razones por las que es preferible apostar por una moto que tiene la ITV en vigor que por una que no. La primera es que, si ya tiene la ITV hecha, hay una mayor garantía -no quiere decir certeza- de que la moto funciona en gran medida correctamente. Otro punto importante es que la ley no te permite cambiar la titularidad a tu nombre si no tiene la ITV en vigor.

Si te has enamorado de una moto que no está al día de la ITV lo mejor es hablarlo con el vendedor y llegar a algún tipo de acuerdo. Ten siempre en cuenta que esta inspección no es económica y va a requerir de tiempo, pero que también es una manera segura de saber qué es lo que estás comprando.

Papeles en regla

Pide en Tráfico su historial para conocer si está libre de cargas, tanto por el Impuesto de circulación como si el vehículo está embargado o no. Si tiene el permiso de circulación y el seguro en vigor. También puedes pedirle al vendedor el libro de mantenimiento para conocer las revisiones que se le han hecho y si está en buen estado.

Cuentakilómetros

Uno de los principales aspectos que tienes que tener en cuenta a la hora de buscar moto de segunda mano es que el tacógrafo de este vehículo se puede manipular mucho mejor que el de un coche.

Hay dos recomendaciones básicas que nos ofrecen los profesionales: si el cable del cuentakilómetros está roto, desconfía. No te fíes únicamente de los números de km que aparecen, fíjate en el resto de elementos para saber si es una moto a la que han dado mucha tralla: el asiento, el estado de los neumáticos y los frenos, las grietas en gomas, soportes, manguitos, la decoloración de las ópticas, el óxido, el óxido en chasis, horquillas y tubos de escape y el desgaste de los puños.

Da una vuelta con la moto antes de comprarla

Una vez que hayas mirado todos los detalles de la moto, que hayas comprobado cómo se encuentra en forma visual, antes de formalizar ningún tipo de compra, da una vuelta con la moto. Si teme que le puedas robar o que podáis tener un accidente, siempre puedes proponerle que vayáis juntos a dar una vuelta, tú conduciendo o como paquete. Podrás comprobar cómo está la moto: ruidos, amortiguadores, frenos, cómo se maneja, etc.

En muchas ocasiones puedes sentir que te meten presión con que hay más vendedores para que la compres ya, a lo loco, desembolsando el dinero. Y, nuestra recomendación, es que a lo loco no compres nada porque te puedes encontrar chatarra. Compra con cabeza, que es toda una inversión y te puedes llevar un marrón a casa.

5.00 / 5
5.00 - 1 Voto
Compartir en: Twittericono twitter Facebookicono facebook Pinteresticono pinterest

También te puede interesar